Infografía: Breve historia de la electricidad y el magnetismo

Desde tiempos muy antiguos, el hombre se ha maravillado con la electricidad en la naturaleza. Sin saber cómo se originaba ni cómo funcionaba, sintió atracción ante su poder y a la vez temor. Al ver un rayo iluminar el cielo nocturno o al sentir la electricidad atmosférica en el aire antes de una tormenta, supo del potencial de la electricidad y quiso controlarla a voluntad. Se cree que los antiguos egipcios ya experimentaban con la electricidad

El magnetismo también fue un misterio que se extendió hasta la modernidad; comenzó hace unos 2000 años atrás, en la edad de los metales, junto al proceso de fabricación de armas y herramientas el hombre de la antigüedad notó uno de los primeros fenómenos magnéticos; ciertas piedras atraían el metal de hierro. Pasaron muchos años hasta que aprendió que todos los materiales tienen ciertos comportamientos magnéticos y buscó darle un uso práctico.
La experimentación con la electricidad y el magnetismo, han ido a la par con la evolución humana; desde generar electricidad estática, pasando por los trenes de levitación magnética maglev, hasta la carrera espacial. A continuación encontrarás los hitos más importantes en una infografia sobre la historia de la electricidad y el magnetismo.

 

 Evolución de la electricidad y el magnetismo

historia sobre la electricidad y el magnetismo infografia

 

600 a.C

El filósofo griego Thales, descubrió que cuando el ámbar se frotaba con seda, se cargaba con electricidad y atraía otros objetos. Thales descubrió así la electricidad estática, dando los primero pasos en la evolución de la electricidad y magnetismo.

1175
Alexander Neckem, un monje inglés fue el primero en describir el funcionamiento de un compás.

1600
William Gilbert, médico y científico inglés, fue el primero en hablar sobre electricidad y en investigar acerca de las propiedades de las magnéticas. Gilbert escribió sobre la electrificación de varias sustancias y fue también la primera persona en utilizar el término ¨fuerza eléctrica¨, polo magnético y atracción eléctrica. Controversialmente el ignoró la creencia popular de que la tierra se encontraba en el centro del universo y propuso que el magnetismo era el alma de la tierra. Gilbert publicó sus descubrimientos en su libro ¨De Magnete¨.

1660
Robert Boyle filósofo, químico y físico irlandés; descubrió que la fuerza eléctrica se podía transmitir en el vacío y observó la atracción y la repulsión.

1675
Stephen Gray pintor y químico inglés, distinguió entre conductores y no conductores en las cargas eléctricas.

1742
Homas Le Sueur y Francis Jacquier publicaron una edición de ¨Principia¨ del autor Isaac Newton, la cual incluía un apartado del texto que demostraba la ley del cubo inverso de la fuerza entre dos magnetos.

1750
John Michell, geólogo inglés, publicó un tratado sobre magnetos artificiales que describe; cómo construir magnetos de acero potentes y dio cuenta de la ley de atracción y repulsión de las fuerzas de los magnetos.

1752

Benjamin Franklin, probó la conexión entre los rayos y la electricidad al recoger la carga de una tormenta usando una ¨botella de Leyden¨ con una llave unida a una cometa.

 

Breve historia de la electricidad y el magnetismo

    Benjamin Franklin volando una cometa en una tormenta.

1800
El físico italiano Alessandro Volta inventó la primera batería eléctrica. El término ¨Volt¨ fue nombrado en su honor asegurando su nombre en la historia de la electricidad y el magnetismo.

1809
Sir Humphry Davy, químico e inventor inglés, inventó la primera lámpara eléctrica. La ¨lámpara de arco¨. La lámpara de arco era una pieza de carbón que brillaba cuando se conectaba con cables a una batería.

1820
Experimentos independientes realizados por: Hans Oersted (Dinamarca) Andre-Marie Ampere (Francia) y Francois Arago (Francia) confirmaron la relación entre la electricidad y el magnetismo.
Hans Christian Oersted, descubrió accidentalmente que una corriente eléctrica movía la aguja de una brújula, esto estremeció al mundo científico e impulsó una serie de experimentos, que resultaron en el primer motor electromagnético y motor eléctrico.

1821
Michael Faraday, uno de los científicos ingleses más influyentes, publicó su trabajo sobre los principios de la rotación electromagnética, que sería luego la clave para desarrollar el motor eléctrico. Sus invenciones de aparatos rotatorios electromagnéticos hicieron posible el motor eléctrico.

1826
El físico y matemático alemán George Ohm, definió la relación entre la fuerza, voltaje, corriente y resistencia en la ley de Ohm.

1831
Al usar su invento el ¨anillo de inducción¨ Michael Faraday probó que la electricidad puede ser inducida por cambios en un campo electromagnético. Faraday no estaba solo en sus esfuerzos, el científico estadounidense Joseph Henry descubrió separadamente el principio de la inducción electromagnética, pero Faraday fue el primero en publicar su trabajo. Faraday descubrió también un motor eléctrico y llevó a cabo numerosos experimentos en su intento de probar que la electricidad podía ser generada desde el magnetismo.

1832
Hippolyte Pixii construye el primer imán y generador eléctrico que utilizaba imanes permanentes para producir pulsos periódicos de corriente alterna. Justo un año después de que Michael Faraday descubriera los principios de la inducción electromagnética. El magneto de Pixii funcionaba con una manivela y fue el primer generador práctico de corriente eléctrica.

1834
Thomas Davenport, un herrero e inventor estadounidense, inventó el motor eléctrico, una invención que es utilizada en la mayoría de aparatos eléctricos hoy en día.

Década de 1860
El físico teórico escocés J.C Maxwell, publicó la teoría matemática de los campos electromagnéticos y creó una nueva era de la física, al unificar el magnetismo, la electricidad y la luz. Las cuatro leyes de la electrodinámica (ecuación de Maxwell), indicó también el camino a la energía eléctrica, la radio y la televisión.

1876
El inventor estadounidense Charles Brush, inventó el dínamo de bobina abierta o generador, que podía producir corriente constante de electricidad.

1878
El físico y químico inglés Joseph Swan, inventó la primera bombilla incandescente, esta bombilla se quemó rápidamente.

El estadounidense Thomas Edison, también trabajaba para desarrollar el mismo aparato y fundó la Edison Electric Light Co, en la ciudad de Nueva York. Él compró un número de patentes relacionadas con el alumbrado eléctrico y comenzó sus experimentos para desarrollar una bombilla de larga vida.

1879
Después de muchos experimentos, Thomas Edison inventó la bombilla incandescente que podía utilizarse por hasta 40 horas. Para 1880, sus bombillas duraban hasta por 1.200 horas.

 

                                                           Historia de la electricidad

 

1882
Thomas Edison fundó la central eléctrica de Pearl Street en la ciudad de Nueva York. Esta central eléctrica, fue una de las primeras en el mundo y podía alimentar con electricidad 5.000 luces. Utilizaba un sistema de poder de corriente directa (DC), distinto a los sistemas de poder que utilizamos hoy en día que utilizan corriente alterna (AC).

1883
Nikola Tesla, un inmigrante americano del Imperio Austro Húngaro, inventó la bobina de Tesla, un transformador que cambiaba la electricidad de bajo voltaje en alto voltaje, haciéndolo más sencillo de transportar en largas distancias.

1884
Nikola Tesla, inventó el alternador eléctrico para producir corriente alterna (AC). Hasta entonces, la electricidad se generaba utilizando corriente directa de baterías.
Sir Algernon Parsons, un ingeniero inglés, inventó un generador de turbina a vapor, capaz de generar enormes cantidades de electricidad.

1888
Nikola Tesla, demostró el primer sistema de corriente alterna. Su sistema AC incluía todas las unidades necesarias para la producción y uso de la electricidad: generador, transformador, sistema de transmisión, motor (utilizado en electrodomésticos) y luces. George Westinghouse; director de la compañía eléctrica Westinghouse, compró los derechos de patente del sistema AC.
También en 1888, Charles Brush, fue el primero en utilizar un gran molino de viento para generar electricidad. Él utilizó el molino de viento para cargar baterías en el sótano de su casa en Cleveland, Ohio.

1895
Abre la planta hidroeléctrica de Niagara Falls, que proveía electricidad originalmente al área local. Un año después cuando un nuevo alternador de corriente (AC) fue inaugurado, la energía eléctrica producida por la planta de Niagara Falls fue suministrada a clientes a más de 20 millas de Nueva York, en la ciudad de Búfalo.

1897
El físico inglés Joseph John Thomson, descubre el electrón.

1900 – 1909
Albert Einstein, publica la teoría de la relatividad y la teoría de la naturaleza cuántica de la luz, la cual identificó tanto como una partícula como una onda. La electricidad comienza a transformar la vida diaria con cada nueva aparato que aparece en el mercado.

1903
Se inaugura la primera estación a turbina en Chicago, iluminada por el físico serbio Nikola Tesla y demostrando el poderío de su sistema de corriente alterna. Dando pasos agigantados en la historia de la electricidad y el magnetismo.

1930
Se producen los primeros magnetos alnico. El científico alemán Hermann Kemper, estudia el uso de campos magnéticos en combinación con trenes y aeroplanos.

1943
El profesor y matemático Maxwell H.A Newman junto al ingeniero Thomas H. Flowers, ambos británicos, construyen el primer ordenador electrónico programable.

1952
Se producen los primeros imanes de cerámica/ferrita comerciales.

1966
K. J. Strnat y G. Hoffer, del laboratorio de materiales de la US Air Force, comienzan a desarrollar imanes de tierras raras.

1968
Hewlett – Packard comienza la comercialización del primer ordenador personal. La HP9100A, se comercializó como una calculadora y no un ordenador debido a que la noción común en el mercado era que un ordenador debía ser una máquina muy grande.

1969
Los científicos estadounidenses James R. Powell y Gordan T. Danby, patentan el primer diseño para trenes de levitación magnética (maglev).

1982
General Motors y Sumitomo Special Metals, desarrollan los imanes de Neodymium.

1991
El gobierno de Alemania certifica la operación para uso público del primer tren maglev. El tren “Transrapid” cubrió la ruta entre Berlín y Hamburgo, alcanzando las 450 km/h y se convirtió en el primero tren de levitación magnética en funcionamiento en Europa.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Mas información

Usamos cookies propias y de terceros. Las cookies que se encuentran en esta web (tecnocio.com/blog) se usan para personalizar el contenido, anuncios y la experiencia en nuestro portal, y su propósito principal es identificar al usuario almacenando su historial u hábitos de actividad y navegación en esta web para que la próxima vez que se visite la página, ésta se cargue de forma más rápida y brinde información apegada a tus necesidades sin vulnerar la Ley de Protección de Datos ni la Ley de Cookies. Si acepta su uso, estás aceptando la recogida y el uso de datos, y el uso compartido de datos. También compartimos información a terceros con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, principalmente Google AdSense y de Google Analytics, quienes pueden utilizar la información proporcionada o recopilada para ofrecerte una mejor experiencia. Ponemos en conocimiento esto para dar a conocer que estos terceros, que son prestadores de servicios, podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos, con arreglo a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal. Por esto motivo, se pone en conocimiento (se informa) para su consentimiento e instalación de estas cookies en cada dispositivo u ordenador. El consentimiento del destinatario se facilita mediante el uso de los parámetros adecuados del navegador o de otras aplicaciones. Lo anterior no impedirá el posible almacenamiento o acceso de índole técnica al solo fin de efectuar la transmisión de una comunicación por una red de comunicaciones electrónicas o, en la medida que resulte estrictamente necesario, para la prestación de un servicio de la sociedad de la información expresamente solicitado por el destinatario. Así mismo, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012, el gobierno nos obliga a comunicaros todo lo siguiente a continuación, además de indicaros, como ya hemos mencionado, que usamos cookies propias y de terceros Una cookie (o galleta informática) es una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera que el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario. Sus principales funciones son: Llevar el control de usuarios: cuando un usuario introduce su nombre de usuario y contraseña, se almacena una cookie para que no tenga que estar introduciéndolas para cada página del servidor. Sin embargo, una cookie no identifica solo a una persona, sino a una combinación de computador-navegador-usuario. Conseguir información sobre los hábitos de navegación del usuario, e intentos de spyware (programas espía), por parte de agencias de publicidad y otros. Esto puede causar problemas de privacidad y es una de las razones por la que las cookies tienen sus detractores. Las cookies pueden ser borradas, aceptadas o bloqueadas según desee, para esto sólo debe configurar convenientemente el navegador web. Propósito: Las cookies son utilizadas habitualmente por los servidores web para diferenciar usuarios y para actuar de diferente forma dependiendo de éstos. Un uso de las cookies es identificarse en un sitio web. Los usuarios normalmente se identifican introduciendo sus credenciales en una página de validación; las cookies permiten al servidor saber que el usuario ya está validado, y por lo tanto se le puede permitir acceder a servicios o realizar operaciones que están restringidas a usuarios no identificados. Otros sitios web utilizan las cookies para personalizar su aspecto según las preferencias del usuario. Los sitios que requieren identificación a menudo ofrecen esta característica, aunque también está presente en otros que no la requieren. La personalización incluye tanto presentación como funcionalidad. Las Cookies se utilizan también para realizar seguimientos de usuarios a lo largo de un sitio web. El seguimiento en un mismo sitio normalmente se hace con la intención de mantener estadísticas de uso, mientras que el seguimiento entre sitios normalmente se orienta a la creación de perfiles de usuarios anónimos por parte de las compañías de publicidad, que luego se usarán para orientar campañas publicitarias (decidir qué tipo de publicidad utilizar) basadas en perfiles de usuarios. Mitos: Desde su introducción en Internet han circulado ideas equivocadas acerca de las cookies. En 2005 Jupiter Research publicó los resultados de un estudio, según el cual un importante porcentaje de entrevistados creían cierta alguna de las siguientes afirmaciones: Las cookies son similares a gusanos y virus en que pueden borrar datos de los discos duros de los usuarios. Las cookies son un tipo de spyware porque pueden leer información personal almacenada en el ordenador de los usuarios. Las cookies generan popups. Las cookies se utilizan para generar spam. Las cookies sólo se utilizan con fines publicitarios. En realidad, las cookies son sólo datos, no código, luego no pueden borrar ni leer información del ordenador de los usuarios. Sin embargo, las cookies permiten detectar las páginas visitadas por un usuario en un sitio determinado o conjunto de sitios. Esta información puede ser recopilada en un perfil de usuario. Estos perfiles son habitualmente anónimos, es decir, no contienen información personal del usuario (nombre, dirección, etc). De hecho, no pueden contenerla a menos que el propio usuario la haya comunicado a alguno de los sitios visitados. Pero aunque anónimos, estos perfiles han sido objeto de algunas preocupaciones relativas a la privacidad. Según el mismo informe, un gran porcentaje de los usuarios de Internet no saben cómo borrar las cookies. Configuración: La mayor parte de los navegadores modernos soportan las cookies. Sin embargo, un usuario puede normalmente elegir si las cookies deberían ser utilizadas o no. El navegador también puede incluir la posibilidad de especificar mejor qué cookies tienen que ser aceptadas y cuáles no. En concreto, el usuario puede normalmente aceptar alguna de las siguientes opciones: rechazar las cookies de determinados dominios; rechazar las cookies de terceros; aceptar cookies como no persistentes (se eliminan cuando el navegador se cierra); permitir al servidor crear cookies para un dominio diferente. Además, los navegadores pueden también permitir a los usuarios ver y borrar cookies individualmente. Privacidad: Las cookies tienen implicaciones importantes en la privacidad y el anonimato de los usuarios de la web. Aunque las cookies sólo se envían al servidor que las definió o a otro en el mismo dominio, una página web puede contener imágenes y otros componentes almacenados en servidores de otros dominios. Las cookies que se crean durante las peticiones de estos componentes se llaman cookies de terceros. Las compañías publicitarias utilizan cookies de terceros para realizar un seguimiento de los usuarios a través de múltiples sitios. En concreto, una compañía publicitaria puede seguir a un usuario a través de todas las páginas donde ha colocado imágenes publicitarias o web bugs. El conocimiento de las páginas visitadas por un usuario permite a estas compañías dirigir su publicidad según las supuestas preferencias del usuario. La posibilidad de crear un perfil de los usuarios se ha considerado como una potencial amenaza a la privacidad, incluso cuando el seguimiento se limita a un solo dominio, pero especialmente cuando es a través de múltiples dominios mediante el uso de cookies de terceros. Por esa razón, algunos países tienen legislación sobre cookies. La directiva de la Unión Europea de 2002 sobre privacidad en las telecomunicaciones contiene reglas sobre el uso de cookies. En concreto, en el artículo 5, párrafo 3 establece que el almacenamiento de datos (como cookies) en el ordenador de un usuario sólo puede hacerse si: el usuario recibe información sobre cómo se utilizan esos datos; el usuario tiene la posibilidad de rechazar esa operación. Sin embargo, este artículo también establece que almacenar datos que son necesarios por motivos técnicos está permitido como excepción. Inconvenientes: Además de lo relativo a la privacidad que ya se ha mencionado, hay otras razones por las que el uso de cookies ha recibido cierta oposición: no siempre identifican correctamente a los usuarios, y se pueden utilizar para ataques de seguridad. Identificación inexacta: Si se utiliza más de un navegador en un ordenador, cada uno tiene su propio almacenamiento de cookies. Por lo tanto, las cookies no identifican a una persona, sino a una combinación de cuenta de usuario, ordenador y navegador. De esta manera, cualquiera que utilice varias cuentas, varios ordenadores, o varios navegadores, tiene también múltiples conjuntos de cookies. De la misma manera, las cookies no diferencian entre varias personas que utilicen el mismo ordenador o navegador, si éstos no utilizan diferentes cuentas de usuario. Robo de cookies: Durante el funcionamiento normal, las cookies se envían en los dos sentidos entre el servidor (o grupo de servidores en el mismo dominio) y el ordenador del usuario que está navegando. Dado que las cookies pueden contener información sensible (nombre de usuario, un testigo utilizado como autenticación, etc.), sus valores no deberían ser accesibles desde otros ordenadores. Sin embargo, las cookies enviadas sobre sesiones HTTP normales son visibles a todos los usuarios que pueden escuchar en la red utilizando un sniffer de paquetes. Estas cookies no deben contener por lo tanto información sensible. Este problema se puede solventar mediante el uso de https, que invoca seguridad de la capa de transporte para cifrar la conexión. El scripting entre sitios permite que el valor de las cookies se envíe a servidores que normalmente no recibirían esa información. Los navegadores modernos permiten la ejecución de segmentos de código recibidos del servidor. Si las cookies están accesibles durante la ejecución, su valor puede ser comunicado de alguna manera a servidores que no deberían acceder a ellas. El proceso que permite a una parte no autorizada recibir una cookie se llama robo de cookies, y el cifrado no sirve contra este tipo de ataque. Esta posibilidad es explotada normalmente por atacantes de sitios que permiten a los usuarios el envío de contenido HTML. Introduciendo un segmento de código adecuado en un envío HTML, un atacante puede recibir las cookies de otros usuarios. El conocimiento de estas cookies puede después ser explotado mediante la conexión a los sitios en los que se utilizan las cookies robadas, siendo así identificado como el usuario a quien se le robaron las cookies. Falsificación de cookies: Aunque las cookies deben ser almacenadas y enviadas de vuelta al servidor sin modificar, un atacante podría modificar el valor de las cookies antes de devolverlas. Si, por ejemplo, una cookie contiene el valor total de la compra de un usuario en un sitio web, cambiando ese valor el servidor podría permitir al atacante pagar menos de lo debido por su compra. El proceso de modificar el valor de las cookies se denomina falsificación de cookies y a menudo se realiza tras un robo de cookies para hacer un ataque persistente. Sin embargo, la mayoría de los sitios web solo almacenan en la cookie un identificador de sesión —un número único utilizado para identificar la sesión del usuario— y el resto de la información se almacena en el propio servidor. En este caso, el problema de la falsificación de cookies queda prácticamente eliminado. Cookies entre sitios (cross-site cooking): Cada sitio debe tener sus propias cookies, de forma que un sitio malo.net no tenga posibilidad de modificar o definir cookies de otro sitio como bueno.net. Las vulnerabilidades de cross-site cooking (cookies entre sitios) de los navegadores permiten a sitios maliciosos romper esta regla. Esto es similar a la falsificación de cookies, pero el atacante se aprovecha de usuarios no malintencionados con navegadores vulnerables, en vez de atacar el sitio web directamente. El objetivo de estos ataques puede ser realizar una fijación de sesión (robo de sesión en un sitio web). Datos extraídos de Wikipedia Por eso, por todo lo expuesto, la “Ley de Cookies” dice: El Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, publicado en el «Boletín Oficial del Estado» el pasado sábado 31 de marzo de 2012, transpone la Directiva 2009/136/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2009, que se integra en la LSSI (Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico) modificando el punto segundo de su artículo 22, que queda redactado de la forma siguiente: “Artículo 22.2 de la Ley 34/2002. Los prestadores de servicios podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos, con arreglo a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal. Cuando sea técnicamente posible y eficaz, el consentimiento del destinatario para aceptar el tratamiento de los datos podrá facilitarse mediante el uso de los parámetros adecuados del navegador o de otras aplicaciones, siempre que aquél deba proceder a su configuración durante su instalación o actualización mediante una acción expresa a tal efecto. Lo anterior no impedirá el posible almacenamiento o acceso de índole técnica al solo fin de efectuar la transmisión de una comunicación por una red de comunicaciones electrónicas o, en la medida que resulte estrictamente necesario, para la prestación de un servicio de la sociedad de la información expresamente solicitado por el destinatario.” Así que, para evitar sanciones, os soltamos todo este “rollamen”. No obstante, las Cookies no son necesarias para el uso de nuestra Web, puedes bloquearlas o deshabilitarlas activando la configuración de tu navegador, el cual te permite rechazar la instalación de todas las cookies o de algunas de ellas.

Cerrar